14.2.09

el guru


“Para luchar por la liberación uno debe depender de un Gurú.
Cuando tu mente reciba sus bendiciones la emancipación estará a tu alcance.”
La palabra misma, “Gurú” es significativa. La palabra “Maestro” no lo es tanto. Maestro puede ser el que ha perfeccionado un arte después de largo entrenamiento, disciplina.
Gurú es totalmente diverso.La palabra “Gurú” significa alguien que se ha hecho muy pesado, como una nube cargada, esperando que tu sed la haga descargar; como una flor repleta de perfume esperando que tu olfato la absorba.
La palabra “Gurú” significa impregnado de energía, impregnado de divinidad; tal como una mujer preñada.Un Maestro está preñado de Dios. Por eso en Oriente al Gurú se le llama Dios.
Esto en Occidente no lo pueden entender porque allá piensan que Dios significa Creador del mundo. Aquí no nos preocupamos del Creador. Llamamos Dios al Gurú porque está impregnado de la Divinidad y por lo tanto está listo para derramarla. Sólo una tierra sedienta es necesaria.
En realidad él no ha perfeccionado nada ni se ha enredado ni disciplinado en algún arte. No, él ha vivido la vida en su totalidad, no como una disciplina, sino en forma natural.
Él no se ha forzado. Se ha movido con el viento, ha permitido a la naturaleza tomar su propio curso.
Y a través de millones de experiencias de su sufrimiento y pena, de gozo y felicidad, él ha madurado.
Un Gurú es un fruto maduro en espera de caer,pesado
Si tú estás listo para recibir, él puedeimpregnarte.
Un Gurú es un fenómeno totalmente oriental. El Occidente no lo ha comprendido todavía. En Occidente es difícil sentir el porqué uno debe postrarse ante un Gurú, humillarse, poner la cabeza a sus pies.
Pero si uno quiere recibir tiene que inclinarse.Cuando un discípulo totalmente confiado se inclina a los pies de su Maestro, algo sucede invisiblemente.
Una energía desciende del Maestro y entra en el discípulo. Si uno se hace consciente puede verlo, y también puede ver el aura del Maestro penetrando en el discípulo.
El Maestro pesa por la energía divina. Y ahora tiene infinita energía, la puede derramar en infinidad de discípulos.
Él sólo puede afectar a millones de aspirantes, y nunca se agotará, pues ahora está conectado con la Totalidad, con la fuente original de todo. A través de él tú puedes también dar el salto hacia el abismo.
Rendirse a Dios es difícil porque no sabes dónde está. Él nunca ha dado su dirección a nadie. Pero un Gurú puede ser encontrado. Y si me preguntases, te diría que el Gurú es la dirección de Dios.
“Cuando tu mente reciba sus bendiciones la emancipación estará a tu alcance.”
Entonces puedes estar seguro de que has sido aceptado. Cuando sientes que el Maestro derrama sus bendiciones sobre ti, como flores, entonces puedes estar seguro de que la emancipación está a tu alcance.
Sucedió una vez. Uno de los discípulos de Buda, Sariputta, vino un día a inclinarse a los pies de Buda. Al instante sintió una energía caer sobre él y una súbita transformación de su mente tuvo lugar, como si hubiera sido creado de nuevo. Entonces exclamó: “¡No, espera un poco!”. La asamblea de discípulos no pudo entender lo que sucedía.Buda dijo: “¿Por qué?”. Él contestó: “Entonces estos pies tuyos quedarían perdidos para mí. La emancipación está a mi alcance y yo quisiera estar contigo un poco más de tiempo. ¡Espera, no me arrojes tan pronto!” Porque en cuanto el Maestro ha dado su bendición, ésta es la última cosa, hay que decirle adiós.
Sariputta alcanzó la Iluminación más tarde. Buda le dijo: “Ahora márchate, ya esperé bastante. Ahora lo que es recibido de mí tienes que darlo a otros”.Sariputta tuvo que marcharse, gimiendo y llorando. Alguien le preguntó: “¿Eres un Iluminado y lloras”?Él dijo: “Sí, he alcanzado la Iluminación, pero podría renunciar a ella si Buda me permitiera vivir a sus pies”.
Tal era su gratitud. Y cada mañana Sariputta continuó haciendo una reverencia en dirección a la región donde Buda viajaba. Y la gente continuaba preguntando: “¿Por qué haces esto?”. Y él decía: “Buda viaja por el sur”.
Cuando los últimos días de Sariputta llegaron, él preguntó: “¿En dónde está Buda ahora?”. Y murió inclinado hacia la dirección donde Buda moraba.
Cuando la energía es recibida, cuando la bendición final es impartida por el Maestro, la emancipación está al alcance y uno tiene que decir adiós.
En Zen, en Japón, cuando un discípulo llega con el Maestro, trae una estera, la desenrolla ante el Maestro y se sienta en ella a escucharlo todos los días, hace todo lo que él le dice y deja la estera ahí, por años. Entonces, cuando recibe la bendición final, la enrolla otra vez, hace una reverencia y abandona al Maestro con su estera bajo el brazo. Esa estera es simbólica. Cuando un discípulo la enrolla, los otro saben que ha recibido la bendición. Es el adiós final.
“¡Oh! Todas las cosas de este mundo son insignificantes,no son más que semillas de dolor.Las enseñanzas pequeñas te conducen a la acción,uno debe sólo seguir las grandes enseñanzas”.
En este mundo todo es semilla de sufrimiento. Pero un rayo de luz penetra cuando una persona alcanza la Iluminación. Sigue ese rayo de luz y él te conducirá a la fuente de toda luz, el sol.
Y recuerda, dice Tilopa, “No seas víctima de pequeñas enseñanzas”. Hay muchas. La gente viene a preguntarme: “¿Si somos vegetarianos, podremos alcanzar la Iluminación?”. Esta es una muy pequeña enseñanza. O: “Creemos en la castidad”. Otra muy pequeña enseñanza. Hacen muchas cosas excepto una que nunca tocan, que es su ser. Arreglan su carácter, tratan de ser sabios en todo lo posible, pero todo queda como una decoración.
Una disciplina externa es una decoración. Esta debe provenir del interior. Debe esparcirse en la periferia desde el centro, no desde la periferia hacia el centro. La Gran Enseñanza es:Tú ya eres eso que puedes llegar a ser,Dáte cuenta.Tú eres tu propia meta,Sé consciente de ello.En este preciso momento Tu destino puede ser cumplido.¿Qué es lo que esperas?No creas en pasos graduales,Da un salto, ten valor.Sólo aquél que es valeroso puede seguir la Gran Enseñanza del Tantra. Teniendo miedo, temor de morir o de perderte, de rendirte, tú caerás víctima de pequeñas enseñanzas: no hacer esto, no hacer lo otro: permanecer siempre en control.
La Gran Enseñanza es la rendición,rindes tu control y dejas que laTotalidad te arrebate y te lleve a donde quiera llevarte.No nades contra la corriente.Déjate llevar por el río.conviértete en el río.Y el río está ya en camino hacia el mar.Esta es la Gran Enseñanza.

Osho- Tantra La Sabiduría Suprema

VI La Gran Enseñanza
16 de Febrero de 1975
Págs. 177,181
Publicado por OshoMaGyanDarshana

12.2.09

el maestro...


aprender cualquier cosa,aprende a confiar, nada más se necesita.
Si sufres,ninguna otra cosa puede ayudarte,aprende a confiar.
Si no encuentras sentido a la vida y sientes que careces de significado,nada te ayudará sino confiar.
La confianza da sentidoporque te hace capaz de permitirque el Todo descienda sobre ti.
“Para luchar por la liberación uno debe depender de un Gurú.
Cuando tu mente reciba sus bendiciones la emancipación estará a tu alcance.”
¿Por qué creer en un Gurú, en un Maestro? Porque lo Desconocido está lejos de ti.
Esto es sólo un sueño, a lo más una esperanza, un deseo.
Cuando me escuchas hablar del gozo beatífico, ese gozo se queda como palabra.
Quizá lo desees, pero no lo conoces, ni sabes lo que es ni cuál es su sabor; está tan lejano de ti. Estás sumido en el sufrimiento y la angustia, en medio de eso empiezas a esperar, a desear el gozo; pero no servirá de nada, necesitas probarlo.
¿Quién podrá dártelo? Sólo aquél que lo ha probado puede servirte de mediador.
Él puede actuar de agente catalizador. Nada tiene que hacer, basta su presencia, y a través de él lo Desconocido fluye hacia ti. Como si él fuera una ventana.
Sus puertas están abiertas cuando las tuyas están cerradas y has olvidado cómo abrirlas.
A través de su ventana puedes dar una ojeada al cielo.
Un maestro, un Gurú, no es sino una ventana.
Uno tiene que pasar a través suyo y probar un poco. Entonces ya se pueden abrir las propias ventanas, de otro modo todo queda en palabras. Puedes leer a Tilopa. Pero a menos que encuentres a Tilopa nada te sucederá. Tu mente seguirá diciendo: “Este hombre está loco, alucinado, soñando; debe ser un filósofo, un pensador, un poeta.
Pero esto no puede suceder, es imposible estar lleno de gozo”. Tú has conocido solamente el sufrimiento y las penas. Sólo has probado el veneno ¿cómo puedes creer en el elixir?Un Maestro no es más que la personificación del gozo total.
En él está vibrante. Si confías en él, sus vibraciones pueden alcanzarte. Un Maestro no es un enseñante, nada te enseña. Un Maestro no depende de doctrinas y principios.
Un Maestro es una presencia. Si confías en él, está a tu disposición. Un Maestro es una disponibilidad. A través suyo tendrás el primer chispazo de la Divinidad. Entonces ya puedes continuar por ti mismo.
“Para luchar por la liberación uno debe depender de un Gurú.Cuando tu mente reciba sus bendicionesla emancipación estará a tu alcance.”
Un Maestro no puede darte la emancipación, pero puede conducirte al borde de ella. La emancipación tiene que ser adquirida por ti, pues una cosa que es dada por alguien también puede ser arrebatada por alguien más. Sólo lo que es tuyo puede ser tuyo.
Un Maestro no puede dártelo.Puede únicamente bendecirte, pero su bendición es un fenómeno vital.A través suyo puedes mirar tu futuro.A través suyo puedes percibir tu propio destino.A través suyo las lejanas cumbres se acercan.
A través suyo comienzas a subir como una semilla que trata de germinar hacia el cielo.
Su bendición es agua para tu semilla.En Oriente la bendición de un Maestro tiene un gran significado.
Occidente ha permanecido absolutamente ignorante del fenómeno. Occidente conoce enseñantes, no Maestros. Los enseñantes hablan acerca de la Verdad. El Maestro te la da a probar. Un enseñante puede ser alguien que no la conoce por sí mismo, puede que la haya aprendido de otros enseñantes. Busca al Maestro. Enseñantes hay muchos: Maestros, pocos.
¿Y cómo buscar al Maestro? Muévete. Siempre que oigas el rumor de que alguien es un Iluminado, ve y permanece disponible. No pienses mucho, ama, pues a un Maestro se le encuentra a través del sentimiento. El enseñante es hallado a través del pensamiento, él es lógico en sus argumentos.
Al Maestro cómelo, bébelo; escucharlo no, pues es un fenómeno vivo de energía. Si lo paladeas te darás cuenta de la diferente cualidad de su ser.Una gran receptividad es necesaria –receptividad femenina- para encontrar al Maestro. Más si tú estás en disponibilidad ante un Maestro vivo, instantáneamente algo se enciende y quedas atrapado. Es un fenómeno de amor. No puedes probar ante nadie que has encontrado al Maestro. Cualquier prueba puede ser denegada por otros. Si lo has encontrado, tú lo sabes. Este conocimiento es del corazón, de los sentimientos.
Osho- Tantra La Sabiduría Suprema

la buena nueva...


Cuando creas algo nuevo, participas con el creador. Cuando creas, estás sintonizado con Dios. Cuando creas realmente, Dios crea a través de ti, por eso surge una gran alegría.

OSHO


El quinto nueve.
Beber del fresco manantial del pozo limpio.

Finalmente, hemos logrado comprender muchas cosas, los guías son los adecuados, el corazón está sereno, y el espíritu, tranquilo. Un momento de realizaciones, de encuentros importantes, de alegría activa y justa porque nos es dada por haber superado inquietudes, dudas, titubeos que han resultado inconsistentes, pero difíciles de vivir. La sugerencia del oráculo es clara: escuchar los consejos y poner en marcha las obras, porque el tiempo es positivo y la voluntad, firme; se trata, por lo tanto, de una condición rara en la teoría de los días humanos.

I CHING


Cuanto más te muevas hacia la luz, más lejos estarás de la oscuridad.

SRI RAMAKRISHNA


Meditar es atreverse a mirar allí donde lo desconocido guarda secretos sin nombre.

SESHA


Ríndete a la existencia, a las estrellas, los mares y las montañas, y ellos no te mantendrán en cautiverio. Te darán libertad y te cubrirán de bendiciones. La existencia entera se convertirá en tu hogar.

OSHO

10.2.09

no me interesa...


No me interesa saber cómo te ganas la vida. Quiero saber lo que ansías, y si te atreves a soñar con lo que tu corazón anhela.

No me interesa tu edad. Quiero saber si te arriesgarías a parecer una tonta por amor, por tus sueños, por la aventura de estar viva.

No me interesa qué planetas están en cuadratura con tu luna. Quiero saber si has llegado al centro de tu propia tristeza, si las traiciones de la vida te han abierto o si te has marchitado y cerrado por miedo a nuevos dolores.

Quiero saber si puedes vivir con el dolor, con el mío o el tuyo, sin tratar de disimularlo, de atenuarlo ni de remediarlo.

Quiero saber si puedes experimentar con plenitud la alegría, la mía o la tuya, si puedes bailar con frenesí y dejar que el éxtasis te penetre hasta la punta de los dedos de los pies y las manos sin que tu prudencia nos llame a ser cuidadosos, a ser realistas, a recordar las limitaciones propias de nuestra condición humana.

No me interesa saber si lo que me cuentas es cierto. Quiero saber si puedes decepcionar a otra persona para ser fiel a ti misma; si podrías soportar la acusación de traición y no traicionar a tu propia alma…

Quiero saber si puedes ver la belleza, aún cuando no sea agradable, cada día, y si puedes hacer que tu propia vida surja de su presencia.

Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo y el mío, y de pie en la orilla del mar gritarle a la plateada forma de la luna llena: “¡Sí!”.

No me interesa saber dónde vives ni cuánto dinero tienes. Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de aflicción y desesperanza, agotada y magullada hasta los huesos, y hacer lo que sea necesario para alimentar a tus hijos.

No me interesa saber a quien conoces ni como llegaste hasta aquí. Quiero saber si te quedarás en el centro del fuego conmigo y no lo rehuirás.

No me interesa saber ni dónde ni cómo ni con quién estudiaste. Quiero saber lo que te sostiene, desde el interior, cuando todo lo demás se derrumba. Quiero saber si puedes estar sola contigo y si en verdad aprecias tu propia compañía en momentos de vacío.

ORIAH MOUNTAIN DREAMER

Páginas vistas la semana pasada

Coeur blue

Coeur blue
Only losers can win in this game