25.12.13

Navidad...

Hoy celebramos el nacimiento de Jesucristo.
Jesús enseñó que ustedes deben buscar el Reino de los Cielos, y para entrar en ese reino, deben cultivar corazones amorosos.
Entonces sus corazones se convertirán en el Reino de los Cielos.
Cuando Jesús nació en el pesebre, tres reyes fueron guiados por una estrella hasta Su lugar de nacimiento. Uno de ellos, al ver al bebé Jesús, observó: "Este niño amará a Dios".
El segundo dijo: "No, Dios le amará a Él".
El tercero dijo: "En verdad, Él es Dios mismo".
El significado de estas tres afirmaciones es el siguiente: amar a Dios es ser Su mensajero; ser amado por Dios es ser hijo de Dios, y finalmente, como Jesús mismo lo dijo, "Yo y Mi Padre somos uno".
Sepan que todos ustedes son mensajeros de Dios.
Todos ustedes son hijos de Dios. Por lo tanto, manténganse libres de egoísmo, y manifiesten las cualidades del Padre Divino, a partir de hoy mismo. Discurso Divino, 25 de diciembre de 1994)

8.8.13

Sannyas....



Introducción a Sannyas

Encontrarás aquí en este sitio web una selección de citas de Osho sobre Sannyas y también podrás ver cómo el Sannyas OSHO se ha desarrollado a través de los años.
Desde ahora el sannyas está disponible para quien quiera que elija tomar la decisión “de vivir la vida en su totalidad, pero con una condición absoluta, con una condición categórica: y esa condición es la consciencia, la meditación”, tal como Osho describe el sannyas. Ahora se puede hacer sin que se involucre nadie más. Así se respeta al individuo y su libertad y capacidad de elección: “Es tu decisión.Recuérdalo siempre, cualquier cosa que suceda aquí se debe a tu decisión. Si eres un sannyasin, es por tu decisión. Si abandonas sannyas, es por tu decisión. Si lo tomas de nuevo, es por tu decisión. Te lo dejo todo a ti.”

Tal como Osho lo describe: “El movimiento sannyas quiere decir simplemente el movimiento de los buscadores de la verdad.” Además: “Un movimiento es un flujo; ése es el significado de movimiento: algo que se está moviendo, que está creciendo". Como parte de ese movimiento y por respeto a los esfuerzos de Osho: “He estado trabajando duramente para abandonar todo lo que es externo, de modo que solamente lo interno permanezca para que lo explores”, estamos haciendo este proceso tan simple el individual como sea posible. Tal como Osho lo señala en este contexto: “Tu meditación es tu propio asunto personal". Además: “Pero va a ser individual, en soledad. Cada quien será responsable de sí mismo. No va a ser una colectividad, una congregación.”

Y finalmente, tal como Osho también lo explica:
“El movimiento sannyas no me pertenece. No te pertenece. Estaba aquí cuando yo no estaba aquí. Estará aquí cuando yo no esté aquí. El movimiento sannyas quiere decir simplemente el movimiento de los buscadores de la verdad. Ellos siempre han estado aquí".
Si eres uno de estos buscadores, puedes ahora seguir adelante y terminar todo el proceso de confirmar por ti mismo que efectivamente eres un sannyasin, sin la ayuda de nadie.

Sobre Sannyas

“Ver la vida desde el punto de vista de la ignorancia de uno mismo es sansara, el mundo. Ver la vida desde el punto de vista del conocimiento de uno mismo es sannyas.Por eso, siempre que alguien me dice que ha tomado sannyas, todo el asunto en sí me parece muy falso. Esta „toma‟ de sannyas crea la impresión de que es un acto antagónico contra el mundo. ¿Se puede tomar sannyas? ¿Puede alguien decir que ha „tomado‟ el conocimiento? ¿Y podrá cualquier conocimiento que es tomado de esa manera ser el verdadero conocimiento? Un sannyas que se toma no es sannyas.Tú no puedes poner un manto de verdad a tu alrededor. La verdad tiene que ser despertada dentro de ti. Sannyas nace. Llega através de la comprensión, y en esa comprensión seguimos siendo transformados. A medida que nuestra comprensión cambia, nuestra perspectiva cambia y nuestrobcomportamiento se transforma sin ningún esfuerzo. El mundo permanece donde está, pero sannyas nace gradualmente dentro de nosotros. Sannyas es la consciencia de que no sólo soy el cuerpo, también soy el alma. Con este conocimiento, la ignorancia y el apego dentro de nosotros cae. El mundo estaba afuera y continuará estando allí, pero dentro de nosotros existirá la ausencia de apego hacia ella. En otras palabras, no habrá mundo, ningún samsara dentro de nosotros.”
Osho, The Perfect Way, Número 3


“La "entrada‟ a sannyas estaba allí, pero faltaba la "salida‟. Uno podía entrar pero no podía salir.
Pero hasta un cielo en el cual no hay puerta de salida se convierte en un infierno – se convierte en esclavitud, en la celda de una prisión. Bien puedes decir, „En absoluto, si algún sannyasin realmente se quería ir, ¿qué podría alguien hacer? Él podía irse.‟ Pero tú lo condenarías, lo insultarías – habría una
condenación detrás de ello. Es por esto que hemos creado un truco en el que siempre que alguien toma sannyas, hacemos muchísima publicidad y pompa y espectáculo alrededor de ello; siempre que alguien toma sannyas tocamos muchísima música ceremonial; siempre que alguien toma sannyas, lo cubrimos de guirnaldas y flores, lo elogiamos, lo honramos y le mostramos gran respeto. Lo mimamos con un abundante despliegue de todo como si estuviera ocurriendo un gran acontecimiento. Pero existe el otro lado de este despliegue. Este sannyasin no sabe que si se retira mañana, entonces así como hoy lo están cubriendo de guirnaldas, piedras y zapatos se lanzarán sobre él. Y esto no será hecho por nadie más que por la misma gente. De hecho al cubrirlo de guirnaldas esta gente le está advirtiendo que nunca se retire. De lo contrario así como estás siendo honrando los insultos te estarán esperando. Ésta es una situación muy peligrosa. Debido a esto, quién sabe cuánta gente que habría podido probar la alegría de sannyas sigue privada de ella. Ellos nunca pueden decidir eso para toda su vida… La decisión para un compromiso de por vida es algo demasiado grande, es un asunto demasiado difícil. Por otra parte, no tenemos derecho a decidir algo para toda la vida.
Así pues mi visión es que sannyas es siempre periódico. Puedes renunciar a él en cualquier momento. ¿Quién podría obstruir tu camino? Habías tomado sannyas, ahora lo estás dejando. Excepto tú
no hay ningún juez en este asunto. Sólo tú eres el factor decisivo en ello y es tu propia decisión. No es asunto de alguien más ni se necesita la aprobación de algún otro para ello. Sannyas es individual; es la decisión de uno mismo. Uno lo toma hoy, y lo suelta mañana. No se espera que elogies a una persona cuando toma sannyas ni se espera que la condenes cuando lo deja. No es asunto tuyo.
Al mismo tiempo recuerda, hasta ahora sannyas ha estado siempre ligado a algún maestro: algún maestro da la iniciación. Sannyas no es algo que alguien más pueda darte. Sannyas es algo que uno toma, pero que nadie da. O mejor dicho: excepto la existencia misma ¿quién más puede dar sannyas? Si alguien viene a mí y dice, „Por favor, dame la iniciación,‟ yo le digo, „¿Cómo puedo darte la iniciación?‟ Yo sólo puedo ser un testigo. La iniciación la tomas de lo divino: la iniciación la tomas de la existencia misma; yo puedo a lo más ser un testigo de ello. Que estuve presente cuando este fenómeno ocurrió, esta cosa sucedió. No hay nada más que esto. Un sannyas ligado a un maestro está destinado a volverse sectario.
Un sannyas ligado a un maestro nunca puede traer libertad, sólo traerá esclavitud...
Yo no seré su maestro, sino sólo un testigo a su iniciación en sannyas. De hecho, sannyas será cuestión de una relación directa entre ellos y la existencia No habrá un ritual de iniciación en sannyas,para que uno no tenga ninguna dificultad en dejarlo cuando lo sienta.
Cuando dije „mis sannyasins‟, no era un lapsus linguae. Mi lengua es extraña, rara vez comete errores. La primera vez cuando un amigo dijo, „tus sannyasins‟, yo lo negué y dije, „No digas “mis”.‟ Pero mi intención era diferente. La intención era cuestionar ¿cómo un sannyasin podría ser mío? Pero cuando lo dije otra vez, no era un lapsus linguae, yo dije, "mis sannyasins.‟ Los sannyasins no pueden ser míospero yo puedo ciertamente pertenecer a los sannyasins.”

Osho,
¿No se desarrollará nuevamente una secta a tu alrededor?
“No, no se desarrollará una secta. No se desarrollará porque para que una secta se desarrolle existenalgunos prerrequisitos esenciales.

Uno, se necesita un maestro, se necesitan escrituras, se necesitan doctrinas, se necesitan algunos adjetivos. Y no sólo esto, también es necesario insistir en que cualquier cosa que haya ahí, diferente de esto, fuera de esto, está totalmente equivocada y sólo esto es absolutamente correcto.
No, uno, estoy diciendo que llamo sannyasin a alguien que existe sin ningún adjetivo. Y es difícil formar una secta sin ningún adjetivo. Una secta no se puede formar sin un adjetivo. Estoy llamando sannyasin a alguien que no pertenece a ninguna religión. ¿Cómo puedes formar una secta sin una religión? Estoy llamando sannyasin a alguien que no tiene ninguna escritura religiosa, que no tiene ningún maestro religioso, que no tiene ningún templo, ninguna mezquita, ninguna iglesia, ningún gurudwara. Entonces es difícil que se forme una secta.
Deberíamos esforzarnos para que ninguna secta se forme, porque las sectas han hecho más daño que nada a la religiosidad. La irreligiosidad no ha hecho tanto daño a la religiosidad como lo han hecho las
sectas.”
Osho, Krishna: The Man and His Philosophy, Número 22

"Sannyas significa valor más que cualquier otra cosa, porque es una declaración de tu individualidad, un declaración de libertad, un declaración de que no serás más parte de la locura de la multitud, de la psicología de la multitud. Es un declaración de que te estás volviendo universal; no pertenecerás a ningún país, a ninguna iglesia, a ninguna raza, a ninguna religión."
Osho, Finger Pointing to the Moon, Número 7

“Esto es lo que significa cuando digo:"Sé un sannyasin. Solamente sé.‟
Tus batas ocres, tu mala – éstas son reglas. Esto es un juego. Esto no es lo que quiero decir con sannyas verdadero.
Pero estás tan acostumbrado a los juegos que antes de que te conduzca a una vida sin reglas, en el período transitorio necesitarás reglas. Al moverse desde este mundo de reglas, de juegos, a ese mundo sin reglas ni juegos, tiene que cruzarse un puente.
Tus ropas anaranjadas, tu mala, son sólo para ese período transitorio. Tú no puedes soltar las reglas de inmediato, así que te doy nuevas reglas. Pero estate completamente alerta de que tus batas no son tu sannyas, tu mala no es tu sannyas, tu nuevo nombre no es tu sannyas. Sannyas estará allí cuando no haya nombre, cuando te vuelvas anónimo. Entonces no habrá reglas, entonces serás muy ordinario, no serás reconocido.”
Osho, A Bird on the Wing, Número 9

“Tú no perteneces a ningún lugar – esa es la realidad. Todo anhelo de pertenecer es engañoso. La misma idea de pertenecer crea las organizaciones; la misma idea de pertenecer crea la iglesia – porque tú no puedes estar solo, así que quieres ahogarte en alguna parte de la multitud. Un sannyasin es alguien que ha aceptado su soledad. Es fundamental; no puede ser ahogado. Al convertirte en sannyasin no estás siendo parte de cierta organización – ésta no es una organización en absoluto. Convirtiéndote en sannyasin, te estás volviendo lo suficientemente valiente para aceptar cierto hecho: que el hombre existe en soledad. Y esto es muy fundamental; no hay manera de escaparse. Es tan fundamental como la muerte.
De hecho, la muerte no hace más que traerte la noticia de que estabas solo, y ahora estás solo.”
Osho, The Divine Melody, Número 10


Osho,
Una querida amiga te envió una carta de occidente pidiendo un nombre sannyas y luego vino aquí antes de que recibiera una respuesta y tomó sannyas. El nombre que le dieron por carta fue un tipo de nombre completamente diferente al que tú le diste aquí. Yo estuve muy contrariado cuando escuché esto porque siempre he pensado en mi nombre como mi camino a seguir. Lo he utilizado para dirigirme cuando he estado confundido. ¿Cuál es realmente el significado del nombre que nos das?

“Veera, puro estiércol de vaca sagrada. No te dejes engañar por los nombres. Siempre estás anhelando asirte de algo, hacer algo grande a partir de  tonterías. Los nombres que les doy son sólo como las dulces tonterías de los amantes. No hagas mucho alboroto acerca de ellos. De hecho, una vez que te he dado el nombre, nunca vengas a preguntarme de nuevo sobre su significado porque me olvido. Es en ese momento que creó el significado a su alrededor. ¿Entonces cómo se supone que debo recordar? Debo haber dado treinta mil nombres o más.
Un nombre es sólo un nombre. Tú eres anónimo. Ningún nombre te limita, ningún nombre puede limitarte. Son sólo etiquetas para ser usadas – utilitarias, no hay nada espiritual en ello. Pero como presto tanta atención a tu nombre y te lo explico, te enganchas a él. Esa es sólo mi manera de colmarte de mi atención, nada más; sólo mi manera de demostrarte mi amor, nada más.”
Osho, The Diamond Sutra, Número 10

“Quisiera que mis sannyasins vivieran la vida en su totalidad, pero con una condición absoluta, una condición categórica y esa condición es estar alerta, la meditación. Adéntrate primero profundamente en la meditación, para que puedas limpiar tú inconsciente de todas las semillas venenosas, para que no haya nada que sea corrompido y no haya nada dentro de ti que la fuerza pueda poner delante. Y entonces haz cualquier cosa que se te antoje.”
Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 6. Número 40

“El profesor se verá muy compasivo, porque te estará dando todas las pautas, estará tomando toda la responsabilidad. Te estará mostrando el camino; te estará conduciendo en el camino, y tú sólo tienes que seguir.
El maestro no está interesado en que lo sigas. No, justamente lo opuesto; tú no debes seguirlo, de lo contrario te perderás el convertirte en ti mismo. ¿Entonces qué es lo que él hace? De hecho, todo su funcionamiento es negativo. Destruye tus muletas, tus soportes. Te hace vulnerable a toda clase de miedos, ansiedades, desafíos. Todo esto es negativo. “Por lo que respecta a la positividad, él no hace nada. Es sólo un espejo. Te permite que te acerques y que veas tu rostro en su espejo. No quiere que imites y te conviertas en su rostro. Quiere que mires dentro de él. No tiene ninguna idea. Eso significa que todo el polvo de su
espejo se ha ido. Tú puedes acercarte y mirar, y encontrarás tu rostro. El espejo simplemente refleja; no es un hacer, no es un acto.
Ciertamente mi relación contigo es única. En primer lugar no es una relación, porque ¿qué relación puedes tener con un espejo? Puedes ver tu rostro y estar agradecido, sentir gratitud - pero eso no es una relación. ¿Qué relación puede tener el espejo contigo? No hay ninguna posibilidad. El espejo está simplemente allí. No se relaciona de ninguna manera posible, simplemente existe.
Así que la relación es única porque si tú acudes a otras religiones, el maestro - quien no es realmente un maestro en primer lugar, sino que lo llaman el maestro - el maestro, el supuesto maestro, tendrá mil y un demandas para ser cumplidas porque él va a hacer un gran trabajo para ti. Yo no estoy haciendo nada por ti, así que no puedo exigirte nada. El "maestro‟ tendrá condiciones que habrán de cumplirse. Si no logras cumplir las condiciones, entonces la condena; si cumples las condiciones,entonces la alabanza, la recompensa.

Yo no puedo condenarte, no puedo recompensarte - porque no tengo ninguna condición que tú tengas que cumplir. Ser mi discípulo es tu decisión. No tiene nada que ver conmigo. Aceptarme como tu maestro es tu decisión, no tiene nada que ver conmigo. No estoy buscando conversos; no soy un misionero cristiano. No me estoy esforzando para convertir a la gente a mi manera de pensar, a mi forma de vida. No, en absoluto. De lo contrario en estos treinta y cinco años habría convertido a millones de personas, sin ningún problema. Ellos estaban listos para ser convertidos; yo no estaba listo para convertir.
Es tu decisión. Recuerda siempre, cualquier cosa que suceda aquí es tu decisión.
Si eres un sannyasin, es tu decisión.
Si abandonas sannyas, es tu decisión.
Si lo tomas otra vez, es tu decisión.
Te lo dejo todo a ti.
Así que es una relación única: es absolutamente unilateral; por mi parte no hay relación. Tiene que quedar absolutamente claro: por mi parte no hay relación.”
Osho, From Unconsciousness to Consciousness, Número 18

“Así que era una necesidad absoluta; no había otra manera de enganchar a mi gente. Todos se encuentran ya divididos. No es un mundo abierto: alguien es cristiano, alguien es hindú, alguien es
mahometano. Es muy difícil encontrar a una persona que no sea nadie. Tuve que encontrar a mi gente dentro de estas multitudes cerradas, pero para entrar a su multitud tuve que hablar su idioma. Poco a poco, abandoné su idioma. Proporcionalmente, mi mensaje llegó a ser cada vez más claro, y lentamente abandoné su idioma.
Y después de mi sannyas, di este período de tres años, un intervalo, para que cualquiera que deseara dejarme, se pudiera ir –porque no deseo interferir en la vida de nadie. Si puedo realzarla, bien. Si no puedo realzarte a ti y a tu ser, entonces es mejor que te alejes de mí.”
Osho, From Personality to Individuality, Número 14

“No he detenido el movimiento sannyas; he evitado que se convierta en una religión. Un movimiento es un flujo; ése es el significado de movimiento – se está moviendo, está creciendo. Pero una religión está muerta – ha dejado de moverse, ha dejado de crecer. Está muerta. El único lugar para ella está en el crematorio…
Todo sacerdote o sacerdotisa desea una religión muerta, porque es predecible. Todo es solamente un catecismo. No hay opinión, ni evolución, ni crecimiento. Sólo mira el cristianismo: han pasado dos mil años - ¿han ido al menos una pulgada más delante de Jesucristo? Han pasado veinticinco siglos desde Buda - ¿han ido los budistas un solo paso adelante? Esto está destruyendo el crecimiento, destruyendo la evolución.
Ahora quiero que mi gente permanezca abierta, viva, creciendo, siempre fresca y nueva. Queda una nueva clase de fenómeno, religiosidad: sin ninguna etiqueta adjunta, porque toda etiqueta es una parada total. Y no me gustan las paradas totales, ni siquiera me gustan los puntos y comas: La vida siempre está en proceso…
He retirado el mala.En India es significativo, porque en India las ropas rojas y el mala han sido usados durante miles de años por todas las religiones como simbólicos de un sannyasin. Yo quería destruir esa idea tradicional de sannyas, porque el sannyasin tiene que ser célibe, el sannyasin no debe tocar a la mujer, hablarle a la mujer. El sannyasin no puede quedarse en un hogar, tiene que quedarse en un templo. Debe comer sólo una vez al día, tiene que ayunar de continuo una y otra vez. Tiene que
torturarse. Esto es enfermizo.
Yo quería destruir esta imagen, por eso había escogido el color rojo. Y tenía casi trescientos mil sannyasins en India. Mis sannyasins crearon un problema tremendo entre los sannyasins tradicionales, porque no había manera de saber quién es quién. Mis sannyasins estarían andando en el camino y la gente tocaría sus pies, no sabiendo que no son célibes; que tienen sus novias. Comen dos veces al día, comen todo lo mejor – ya sea italiano, chino o japonés, esto no importa. Esta gente pertenece al siglo veintiuno, y los viejos sannyasins estaban muy enojados porque yo he destruido su imagen. Han hecho su trabajo en India. Han planteado su punto, que un sannyasin puede estar con su esposa, con sus hijos; que no necesita ser un parásito de la sociedad, puede trabajar, puede crear, puede ganar su sustento; que no necesita ser adorado…
Y, más específicamente, ahora estás completamente desprovisto de todos los símbolos externos.
Todo lo que queda es el centro esencial de la religiosidad, el viaje interior, que sólo tú puedes hacer. Yo no puedo hacerlo por ti; nadie puede hacerlo por ti.
Así que ahora sólo queda la cualidad esencial, la cualidad más fundamental de la religiosidad: la meditación…
Así que ahora que ya no tienes ningún símbolo externo, es bueno, si deseas ser un sannyasin, para que recuerdes solamente una cosa: cómo adentrarte en la disciplina de atestiguar: de lo contrario existe una posibilidad de que al usar las ropas rojas y el mala estés completamente satisfecho de que eres un sannyasin. No lo eres. Las ropas no hacen que alguien cambie, ni tampoco el mala hace que alguien pase por una transformación. Pero tú puedes engañarte.
Ahora te estoy quitando todo eso, y dejando solamente una cosa simple. Tú no puedes engañar: o lo haces o no lo haces. Sin hacerlo, no eres un sannyasin. Así que el movimiento ha llegado a su estado más puro, la etapa más esencial; no se ha abandonado".
Osho, From Bondage to Freedom, Número 17

“No se trata de que seas mi sannyasin, se trata de ser un sannyasin. Ser mi sannyasin necesita ciertamente de un cierto compromiso, una cierta entrega. Y no deseo que te entregues a mí, o que te comprometas conmigo. Quiero que te entregues a la naturaleza, comprometido con la existencia. No necesitas ser mi sannyasin, sólo tienes que ser un sannyasin – y ésa es la única manera de ser mi sannyasin.”
Osho, Beyond Psychology, Número 15

“Ahora sannyas será un movimiento totalmente diferente: será para buscadores más auténticos.
No será sólo para alguien que desea cambiar a la sociedad porque está harto de la sociedad. Él desea una sociedad alternativa así que se une a una comuna de sannyas como sociedad alternativa – pero no tiene ningún deseo y ningún anhelo por la verdad.
Sólo porque en esta sociedad la gente está usando ropas rojas – y no desea parecer torpe, raro, extraño – comienza a usar las ropas rojas, se vuelve un sannyasin. Pero su realidad es que se está
escapando sólo del gran mundo, donde estaba completamente aburrido y no tenía otro sitio a dónde ir. La comuna se convirtió en un refugio para toda clase de gente.
Ahora sannyas será una escuela, una escuela de misterio. Sólo se unirán aquéllos que desean crecer y cambiar. Y hay millones de personas que desean un poco más de consciencia en su ser, que sienten queestán soñolientos e inconscientes.
Así que no te preocupes si algunos otros, viejos sannyasins desaparecen; los nuevos, sangre fresca,
estarán llegando.”
Osho, The Path of the Mystic, Número 37

Osho,
¿Has dejado de iniciar a la gente en sannyas y de crear discípulos? ¿Se me privará de hacerme tu discípulo?

"Un discípulo no se hace, uno tiene que llegar a serlo. Cuando amas a alguien, ¿le preguntas primero a la persona? ¿Le pides permiso primero a la persona? El amor simplemente sucede. El amor ni obedece ninguna orden ni pide ningún permiso, ni cree en ningún estilo o métodos.
¿Qué es el discipulado?
Es el más alto, el más profundo nombre del amor. Si tú deseas amarme, ¿cómo puedo detenerte? Si viertes lágrimas de amor por mí, ¿cómo puedo detenerte? Y si te zambulles en lo que llamo meditación, ¿cómo puedo detenerte? A cualquiera que desea ser un discípulo, nadie puede detenerlo. Y es por eso que he soltado todas las formalidades que estaban allí para hacer de alguien un discípulo, porque ahora deseo sólo a aquéllos que estén viniendo hacia mí por su propia cuenta - no por alguna otra ruta. Ahora, toda la responsabilidad es tuya.
Por ejemplo, le enseñamos a los estudiantes en el primer grado: a es para manzana, g es para Ganesh. De hecho, previamente g era para Ganesh, ahora es para gadha, el burro. Es un estado secular.
Aquí no es apropiado que la palabra Ganesh aparezca en un libro de texto. Pero ni Ganesh ni gadha tienen nada que ver con la g. Es sólo una manera de enseñar a un niño pequeño. El niño encuentra a gadha o a Ganesh más interesante. Él no encuentra ningún interés en la letra g. Pero poco a poco gadha será olvidado, Ganesh será olvidado, sólo quedará la g, y sólo la g será usada. Si tú sigues teniendo que leer a para manzana, g para Ganesh, para cuando entres a la universidad, no habrá oportunidad de estudiar.
Incluso leer una oración completa será imposible. Y después de leerla, llegará a ser difícil entender cuál es el significado, porque ¿quién sabe cuántos burros y Ganeshes y mangos habrá en la oración?
Hay ilustraciones en los libros de texto de los niños pequeños: ilustraciones a colores, ilustraciones grandes, y unas cuantas letras. Y con cada cambio a una clase superior las ilustraciones se van haciendo más pequeñas y las letras van en aumento. Lentamente, las ilustraciones desaparecen en conjunto y sólo quedan las letras. En las clases universitarias, no hay ilustraciones, sólo letras, el akshar. Nuestra palabra akshar es también muy hermosa. Significa eso que nunca será destruido. Así pues, Ganesh puede ser destruido, los gadhas pueden ser destruidos, pero el akshar siempre permanecerá.
Nunca cesa.
Así que cuando comencé, tuve que iniciar a la gente en sannyas, hacer de la gente discípulos. ¿Pero cuánto tiempo puede uno jugar la broma de gadhas y de Ganeshes; manzanas y piñas? Ahora sannyas ha madurado. Ahora, las formalidades ya no tienen un sitio importante.
Ahora, si estás enamorado, conviértete en discípulo. No es incluso algo para hablar de ello. Ahora, ni siquiera está la necesidad de permitir que alguien lo sepa: si es tu sentir, sé un sannyasin. Ahora, toda la responsabilidad es tuya. Ésta es la muestra de ser maduro. ¿Cuánto tiempo puedo caminar a tu lado, tomándote de la mano? Antes de que mis manos sean retiradas, tengo que soltar tus manos por mi propia cuenta, de modo que puedas valerte por ti mismo - confiando en tus propias manos, tu propia responsabilidad - y caminar.
No, no es necesario que te abstengas de convertirte en discípulo. Ni puede nadie evitar que te conviertas en un sannyasin. Pero ahora es tu sola decisión, según la sed y el llamado de tu propia
interioridad.
Yo estoy contigo, mis bendiciones están contigo, pero ahora no te daré explicaciones acerca de convertirte en sannyasin ni te pediré que medites. Ahora, sólo explicaré esto: lo que es la meditación. Si tan sólo esto puede provocar una sed en ti, entonces medita. Ahora, no te diré que ames. Ahora, únicamente te describiré el amor y todo lo demás. Si ninguna canción brota en tu corazón-incluso al escuchar la descripción única y misteriosa del amor-entonces nada surgirá tampoco al exigírtela. Y si surge una canción, entonces no es cuestión de dar y de tomar: puedes ser un discípulo, puedes meditar, puedes volverte un sannyasin, puedes lograr la iluminación, puedes alcanzar el tesoro supremo de esta vida que hemos llamado moksha, la liberación suprema.
Pero ahora tú tienes que hacer todo esto. Se han ido los días en que alguien te daba un empujón por detrás. Ahora, eres completamente libre. Tu propio deseo, tu propia alegría, tu propio éxtasis son los factores que deciden."
Osho, The Diamond Sword, Número 8

Osho,
Estoy familiarizado con la relación maestro-discípulo después de algunos años de haber estado a tu alrededor. ¿Podrías por favor comentar sobre la relación discípulo-discípulo?

“No existe tal cosa. Los discípulos en el pasado han creado organizaciones. Esa era su relación, que "somos cristianos‟,
que "somos mahometanos‟, que "pertenecemos a una religión, a una fe y como pertenecemos a una fe, somos hermanos y hermanas. Viviremos por la fe y moriremos por la fe‟.
Todas las organizaciones han surgido de la relación entre discípulos.
De hecho, dos discípulos no están de ningún modo conectados entre sí.
Cada discípulo está conectado con el maestro en su capacidad individual.
Un maestro puede estar conectado con millones de discípulos, pero la conexión es personal, no organizacional.
Los discípulos no tienen ninguna relación. Si, tienen una cierta amigabilidad, una cierta amorosidad.
Yo estoy evitando la palabra relación porque es una atadura.
Ni siquiera la estoy llamando "amistad‟, sino "amigabilidad‟– porque ellos son compañeros de viaje andando el mismo camino, enamorados del mismo maestro, pero están relacionados unos con otros a través del maestro.
Ellos no están relacionados entre sí directamente.
Esa ha sido la cosa más desafortunada en el pasado: que los discípulos se llegaron a organizar, relacionados entre sí, y todos eran ignorantes.
Y la gente ignorante sólo puede crear más molestias en el mundo que cualquier otra cosa. Todas las religiones han hecho exactamente eso.
Mi gente se relaciona conmigo individualmente. Y como se encuentran en el mismo camino, ciertamente llegan a conocerse unos a otros. Una amigabilidad se presenta, una atmósfera amorosa, pero no deseo llamarla ninguna clase de relación.
Hemos sufrido demasiado debido a que los discípulos se relacionaban directamente unos con otros, creando religiones, sectas, cultos, y después peleando. No pueden hacer nada más.
Al menos conmigo, recuérdalo: no están relacionados de ninguna manera unos con otros. Sólo una amigabilidad líquida, no una amistad sólida, es suficiente – y mucho más hermosa, y sin ninguna posibilidad de dañar a la humanidad en el futuro.”
Osho, Beyond Enlightenment, Número 2

“Ciertamente la iniciación significa que has dado un paso hacia una vida peligrosa. Me has aceptado como tu amigo en la oscuridad y me has dado tu mano con gran confianza. Pero yo nunca he utilizado ningún cheque en blanco y nunca he utilizado o siquiera interferido en la vida de nadie. Es sólo de tu parte – yo estoy absolutamente fuera de ello. Es tu iniciación y es tu iniciativa de ofrecer tu vida para que sea transformada. Pero la acción entera y su responsabilidad son tuyas.”
Osho, The New Dawn, Número 30

"No importa que te hayas convertido en un sannyasin; no cambiará nada a menos que tu sannyas provoque la meditación en ti…
Sin meditación no hay sannyas. Es solamente tu pura consciencia creciendo hacia arriba - poco a poco moviéndose más allá de la gravitación de cosas inferiores - lo que te hará un sannyasin."
Osho, The Great Pilgrimage, Número 11

"Un sannyasin no necesita ser oficial. Cualquier buscador, cualquier persona en busca de la verdad es un sannyasin. Y un sannyasin no necesita ser mío. Un sannyasin no es un seguidor, sino a lo más un compañero de viaje. Si tú estás buscando la verdad, el significado y la importancia de la vida, es suficiente."
Osho, Hari Om Tat Sat, Número 17

“El día que tomas la iniciación en sannyas no es necesariamente el comienzo del sannyas. Es simplemente tu indicación de que, „estoy deseando fervientemente que sannyas me suceda.‟ La iniciación es sólo tu decirle sí a la existencia, y abrir todas tus puertas y ventanas para que entre la brisa fresca y el sol y te limpie y te haga parte del todo.
Algún día sannyas dará comienzo. Puede comenzar al momento de la iniciación, si tu intensidad, integridad, tu confianza y tu amor son totales, pero raramente es así. Siempre es un sesenta por ciento,cuarenta por ciento; setenta por ciento, treinta por ciento… Hay gente que puede tener noventa y nueve por ciento de confianza, pero ese uno por ciento de duda es suficiente para evitarlo… por años, aún por vidas. A menos que estés cien por ciento abierto, a menos que la sola palabra no haya abandonado tu
vocabulario, la gran revolución de sannyas no te sucederá…
Sannyas necesita un sí total y entonces puede suceder en este preciso momento. Pero tu pequeña duda – puede ser sólo muy pequeña - es solamente como un grano de arena en tus ojos, y tú no puedes abrir tus ojos. Tan sólo un pequeño grano de arena puede privarte de ver este hermoso mundo en su totalidad. La duda es como un pequeño grano de arena en tu ojo interior. Puede privarte de ver el esplendor y la gloria de la vida, tu propio potencial y tus propias flores que han estado esperando por vidas para crecer y florecer, pero no les has dado la oportunidad.”
Osho, Om Shantih Shantih Shantih, Número 26

Osho,
¿Cuáles son los prerrequisitos para ser un discípulo?
“Absolutamente ninguno.
Un corazón abierto, un corazón amoroso, una profunda confianza en uno mismo y nada más se necesita. No tienes que entregarte a ningún maestro, no tienes que adorar a ningún Dios, y no tienes que hacer alguna oración a alguna deidad hipotética. No tienes que ir a templos creados por el hombre e iglesias para hallar eso que está escondido dentro de ti.
Un discípulo es la semilla de un maestro. El discípulo es también una flor de loto, es sólo que estás buscando en alguna otra parte y no en tu interior.”
Osho, Live Zen, Número 7

“No quiero que nadie sea un monje, quiero que estés en el mundo. La meditación no necesita ser hecha las veinticuatro horas; la meditación es sólo un pequeño vislumbre – y entonces realiza tu trabajo.
Poco a poco ese vislumbre empezará a difundirse en tus acciones, en tus silencios, en tus canciones, en tus danzas.
No hay necesidad de desperdiciar veinticuatro horas y volverte un parásito. Y cuando te vuelves un parásito de la sociedad, no puedes rebelarte en contra de la sociedad. No puedes decir ni una sola cosa en contra de cualquier superstición.
Mi gente puede ser un sannyasin y aún así ser absolutamente rebelde, porque no depende de nadie. Su meditación es su propio asunto personal.”
Osho, The Buddha: The Emptiness of the Heart, Número 6

“Sannyas no necesita ser una cosa exterior; sólo el anhelo de él es suficiente.”
Osho, Christianity: The Deadliest Poison, Número 7

Osho,
Y bien, ¿qué significará ser un sannyasin en el futuro, a partir de este día?
“A partir de esta fecha un sannyasin significará simplemente que es iniciado aquí en las técnicas de meditación, y que hace una compromiso consigo mismo de que seguirá el camino.
Pero va a ser individual, a solas. Él mismo será responsable. No va a ser una colectividad, una congregación.”
Osho, Last Testament, Vol. 3, Número 9

“Sannyas simplemente significa que ellos han aceptado una forma de meditación y una vida de alegría y júbilo. Es aceptar el convertir tu vida en dicha. Así que sannyas es una cosa totalmente diferente.
Los sannyasins continuarán. He soltado todos los símbolos externos de los sannyasins. Si desean guardarlos, depende de ellos. Por mi parte los he soltado. No necesitan ningún mala. No necesitan las ropas rojas. Todo lo que quisiera… Mi consejo para ellos es que si eres un sannyasin, la meditación es la única cosa esencial que debes llevar contigo.”
Osho, The Last Testament, Vol. 3, Número 11

“He retirado de los sannyasins todo lo que los hace distintos. Les he dicho, „Ahora no es necesario usar ropas rojas. Todos los colores nos pertenecen. No es necesario usar un mala con mi foto porque yo no soy tu salvador o profeta o un mensajero.‟
Yo no tengo ningún Dios que ofrecerte. Sólo puedo ofrecerte la ciencia de conocerse uno mismo.
Yo soy uno entre ustedes, así que no es necesaria ninguna adoración y no es necesario que te pienses como parte de una colectividad. Todos ustedes son individuos.”
Osho, The Last Testament, Vol. 3, Número 12

“He estado trabajando duro para abandonar todo lo que es externo, de modo que sólo lo interno permanezca para que explores.
De lo contrario la mente del hombre es una mente muy inmadura. Comienza a aferrarse a símbolos externos. Eso le ha sucedido a todas las religiones del mundo. Quiero que mi gente lo entienda claramente. Ni tus ropas, ni tus disciplinas externas ni cualquier cosa que te ha sido dada por la tradición y ha sido aceptada por ti sólo como creencia, van a ayudar. Lo único que puede crear una revolución en ti es ir más allá de la mente en el mundo de la consciencia. Salvo eso, nada es religioso.
Pero para comenzar con un mundo que está demasiado obsesionado con cosas externas, tuve que comenzar el sannyas también con cosas externas. Cambia tus ropas a anaranjado, usa un mala, medita, pero el énfasis estaba solamente en la meditación.
Más encontré que la gente puede cambiar sus ropas muy fácilmente, pero no puede cambiar sus mentes. Puede usar el mala, pero no puede adentrarse en su consciencia. Y porque está en ropas anaranjadas, usando un mala, teniendo un nuevo nombre, comienza a creer que se han convertido en un sannyasin.
Sannyas no es tan barato. Por lo tanto es tiempo y tú eres suficientemente maduro, así que la fase inicial ha terminado.
No quiero que mi gente se pierda en lo no-esencial. Al principio fue necesario. Ahora tras años de escucharme, de entenderme, estás en posición de ser liberado de toda prisión externa. Y puedes por primera vez ser realmente un sannyasin sólo si te estás moviendo hacia adentro.”
Osho, The Last Testament, Vol. 6, Número 12

“El movimiento sannyas no es mío. No es tuyo.
Estaba aquí cuando yo no estaba aquí. Seguirá aquí cuando yo no esté aquí.
El movimiento sannyas significa simplemente el movimiento de los buscadores de la verdad.
Ellos siempre han estado aquí.
Siempre ha habido una fila de buscadores de la verdad. La llamo sannyas. Es eterna. Es sanatan. No tiene nada que ver conmigo. Millones de personas han contribuido a formarla. También yo he hecho mibpropia contribución.
Continuará enriqueciéndose cada vez más.
Cuando yo me haya ido habrá cada vez más gente viniendo y enriqueciéndola.
Yo me habré ido. Eso no significa que el movimiento sannyas se acabará. No le pertenece a nadie…
Yo no puedo darte la verdad, pero puedo mostrarte la luna… por favor no te aferres a mi dedo que está indicando la luna. Este dedo desaparecerá. La luna permanecerá y la búsqueda continuará. Siempre que haya un solo ser humano sobre la tierra las flores de sannyas seguirán floreciendo…
Primero, soy el único hombre en toda la historia que te da individualidad. Los supuestos gurúes estaban haciendo justo lo contrario: te estaban quitando tu individualidad. Todo su esfuerzo era que tú deberías entregarte a ellos. Que tu función era solamente tocar sus pies y recibir sus bendiciones. Mi esfuerzo es totalmente diferente. Tú no puedes recibir ninguna bendición tocando los pies de alguien. Por el contrario, estás haciendo a ese hombre más egoísta y enfermo.
El ego es el cáncer de su alma. No enfermes a nadie. Sé compasivo. Nunca toques los pies de nadie…
Mi esfuerzo es quitar todas las tradiciones, ortodoxias, supersticiones, creencias, de tu mente de modo que puedas lograr un estado de no-mente… el estado supremo del silencio, en donde no se mueva ni un solo pensamiento. Ni siquiera una ondulación en el lago de tu consciencia.
Y todo tiene que ser hecho por ti. No te estoy diciendo "Sólo sígueme. Yo soy el salvador. Yo le salvaré.‟ Todo eso es mierda. Nadie puede salvarte, excepto tú mismo. Y la independencia espiritual es la única independencia que es digna de ser llamada independencia.”
Osho, Last Testament, Vol. 6, Número 14

El Último Mensaje sobre los Malas a la Academia de Iniciación, 1989.

Osho manda un mensaje a la Academia de Iniciación de que ya no hay necesidad de usar malas.
Sannyas se trata de ir hacia adentro y no tiene nada que ver con lo exterior.
Algunas personas están molestas, así que esto le es planteado a Osho de nuevo y su respuesta, dada a la Academia es: “Si tú tienes que usar tu mala, entonces hazlo exclusivamente en casa en meditación.”

Información extraída de: http://neosannyas.org/sannyas-introduction/spanish.aspx

Para leer más visita:www.osho.com/library
13

3.8.13

Manual para subir montañas



1. Escoge la montaña que deseas subir: no te dejes llevar por los comentarios de los demás, que dicen “esa es más bonita”, o “aquella es más fácil”. Vas a gastar mucha energía y entusiasmo en alcanzar tu objetivo, y por lo tanto eres tú el único responsable y debes estar seguro de lo que estás haciendo.
2. Sabe como llegar frente a ella: muchas veces, vemos la montaña de lejos, hermosa, ineresante, llena de desafíos. Pero cuando intentamos acercarnos, ¿qué ocurre? Que es´ta rodeada de carreteras, que entre tú y tu meta se interponen bosques, que lo que parece claro en el mapa es difícil en la vida real. Por ello, intenta todos los caminos, todas las sendas, hasta que por fin un día te encuentres frente a la cima que pretendes alcanzar.
3. Aprende de quien ya caminó por allí: por más que te consideres único, siempre habrá alguien que tuvo el mismo sueño antes que tú, y dejó marcas que te pueden facilitar el recorrido; lugares donde colocar la cuerda, picadas, ramas quebradas para facilitar la marcha. La caminata es tuya, la responsabilidad también, per no olvides que la experiencia ajena ayuda mucho.
4. Los peligros, vistos de cerca, se pueden controlar: cuando empieces a subir la montaña de tus sueños, presta atención a lo que te rodea. Hay despeñaderos, claro. Hay hendiduras casi imperceptibles. Hay piedras tan pulidas por las tormentas que se vuelven resbaladizas como el hielo. Pero si sabes dónde pones el pie, te darás cuenta de los peligros y sabrás evitarlos.
5. El paisaje cambia, así que aprovéchalo: claro que hay que tener un objetvo en mente: llegar a lo alto. Pero a medida que se va subiendo, se pueden ver más cosas, y no cuesta nada detenerse de vez en cuando y disfrutar un poco del panorama de alrededor. A cada metro conquistado, puedes ver un poco más lejos; aprovecha eso para descubrir cosas de las que hasta ahora no te habias dado cuenta.

6. Respeta tu cuerpo: sólo consigue subir una montaña aquél que presta a su cuerpo la atención que merece. Tú tienes todo el tiempo que te da la vida, así que, al caminar, no te exijas más de lo que puedas dar. Si vas demasiado deprisa, te cansarás y abandonarás a la mitad. Si lo haces demasiado despacio, caerá la noche y estarás perdido. Aprovecha el paisaje, disfruta del agua fresca de los manantiales y de los frutos que la naturaleza generosamente te ofrece, pero sigue caminando.

7. Respeta tu alma: no te repitas todo el rato “voy a conseguirlo”. Tu alma ya lo sabe. Lo que ella necesita es usar la larga caminata para poder crecer, extenderse por el horizonte, alcanzar el cielo. De nada sirve una obsesión para la búsqueda de un objetivo, y además termina por echar a perder la escalada. Pero atención, tampoco te repitas “es más difícil de lo que pensaba”, pues eso te hará perder la fuerza interior.
8. Prepárate para caminar un kilómetro más: el recorrido hasta la cima de la montaña es siempre mayor de lo que pensabas. No te engañes, ha de llegar el momento en que aquello que parecía cercano está aún muy lejos. Pero como estás dispuesto a llegar hasta allí, eso no ha de ser un problema.
9. Alégrate cuando llegues a la cumbre: llora, bate palmas, grita a los cuatro vientos que lo has conseguido, deja que el viento allá en lo alto (porque allá en la cima siempre hace viento) purifique tu mente, refresca tus pies sudados y cansados, abre los ojos, limpia el polvo de tu corazón. Piensa que lo que antes era apenas un sueño, una visión lejana, es ahora parte de tu vida. Lo conseguiste.
10. Haz una promesa: aprovechas que has descubierto una fuerza que ni siquiera conocías, y dite a ti mosmo que a partir de ahora, y durante el resto de tus días, la vas utilizar. Y, si es posible, promete también descubrir otra montaña, y parte en una nueva aventura.
11. Cuenta tu historia: sí, cuenta tu historia. Ofrece tu ejemplo. Di a todos que es posible, y así otras personas sentirán el valor para enfrentarse a sus propias montañas.
Paulo Coelho

1.8.13

El rebelde...


Si No es Ahora, Cuando?

Así es como el hombre ha vivido hasta ahora: tus ayeres te preparan para tus mañanas. La misma preparación se convierte en un obstáculo: no puedes respirar libremente, no puedes amar libremente, no puedes danzar libremente. El pasado te ha dejado inutilizado completamente. La carga del pasado es tan pesada que todo mundo ha quedado aplastado por ella.

El rebelde le dice simplemente adiós al pasado.

Es un proceso constante, de ahí que ser un rebelde implique estar en rebelión contínua, porque cada momento se está convirtiendo en pasado, cada día se está convirtiendo en pasado. Eso no quiere decir que el pasado esté ya en la tumba; tú te desplazas por él a cada momento. Es por eso que el rebelde tiene que aprender un nuevo arte: el arte de morir a cada momento pasado, a fin de que pueda vivir libremente en el nuevo momento que llega.

Un rebelde es un contínuo proceso de rebelión, no se queda estático. Por eso hago una distinción entre el revolucionario y el rebelde.

El revolucionario no es más que un reaccionario.

Puede estar en contra de cierta sociedad, pero quiere otra sociedad. Puede estar en contra de una cultura , pero está dispuesto a aceptar inmediatamente otra cultura .Sólo sigue yendo de una prisión a otra prisión: del cristianismo al comunismo, de una religión a otra religión, del hinduismo al cristianismo. Cambia sus prisiones.

El rebelde se distancia del pasado y no permite nunca que el pasado le domine. Está en un proceso constante, contínuo. Toda la vida de un rebelde es un fuego que quema. Se mantiene fresco, joven hasta el último suspiro. No responderá a ninguna situación de acuerdo con su experiencia pasada, responderá a cada situación de acuerdo con su conciencia actual.

Para mí, ser rebelde es la única manera de ser religioso, y las llamadas religiones no son religiones para nada. Han destruido la humanidad completamente, esclavizando a los seres humanos, encadenando sus almas de tal manera que parece que fueras libre en lo superficial, pero en lo profundo de tu interior, las religiones han creado una cierta conciencia que continúa dominándote. Un rebelde es alguien que se deshace de todo su pasado porque quiere vivir su propia vida de acuerdo con sus propios anhelos, de acuerdo con su propia naturaleza, no de acuerdo con la de algún Gautama Buda o la de algún Jesucristo o Moisés.

El rebelde es la única esperanza para la humanidad futura.

El rebelde destruirá todas las religiones, todas las naciones, todas las razas, porque todas ellas están podridas, pasadas, impidiendo el progreso de la evolución humana.

No permiten que nadie florezca plenamente, no quieren seres humanos sobre la tierra; quieren ovejas.

El rebelde te respeta a ti, respeta la vida, tiene una profunda reverencia por lo que crece, lo que vibra, lo que respira. No se pone por encima de ti, no es más santo, más elevado; es simplemente uno más entre todos. Sólo puede afirmar una cosa: que tiene más valor que tú. El no puede salvarte; sólo tu valor puede salvarte. El no puede guiarte, sólo tus propias agallas te pueden guiar a la plenitud de tu vida.

La rebelión es un estilo de vida. Para mí es la única religión que es auténtica, porque si vives de acuerdo con tu propia luz, puedes perderte muchas veces, puedes caer muchas veces, pero cada extravío, cada caída te hará más sabio, más inteligente, más comprensivo, más humano. No hay otra manera de aprender que cometiendo errores. Simplemente no cometas el mismo error otra vez.

No existe más Dios que tu propia conciencia.

No hay necesidad de ningún papa o Ayatollah Khomeini o de ningún shankaracharya que sirva de intermediario entre tú y Dios. Estos son los mayores criminales del mundo porque están explotando tu incapacidad.

Todos los sacerdotes pretenden ser los intermediarios entre tú y la fuente suprema de la vida. Pero tu fuente de vida es la suprema fuente de vida, porque no estamos separados. Ningún hombre es una isla; en lo interno somos un vasto continente. Quizás en la superficie seas como una isla, y hay muchas islas; pero en lo más profundo estáis unidos. Sois parte de una tierra, de un continente. Lo mismo es cierto respecto a la conciencia.

Sin embargo uno tiene que liberarse de las iglesias, de los templos, de las mezquitas, de las sinagogas. Uno tiene que ser simplemente uno mismo y aceptar el desafío de la vida a donde quiera que te lleve. Solo tú eres tu guía.
Eres tu propio maestro.

Osho: el espíritu rebelde, #11

Darshan con Isha....

27.7.13

El sol sale...cuando Steve se levanta....


Discurso que Steve Jobs, CEO de Apple Computer y de Pixar Animation Studios, dictó el 12 de Junio de 2005 en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford.
Tienen que encontrar eso que aman”
Me siento honrado de estar con ustedes hoy en su ceremonia de graduación en una de las mejores universidades del mundo. Yo nunca me gradué de una universidad. La verdad sea dicha, esto es lo más cerca que he estado de una graduación. Hoy deseo contarles tres historias de mi vida. Eso es. No es gran cosa. Sólo tres historias.
La primera historia se trata de conectar los puntos
Me retiré del Reed College después de los primeros 6 meses y seguí yendo de modo intermitente otros 18 meses o más antes de renunciar de verdad. Entonces ¿por qué me retiré?.
Comenzó antes de que yo naciera. Mi madre biológica era joven, estudiante de universidad graduada, soltera, y decidió darme en adopción. Ella creía firmemente que debía ser adoptado por estudiantes graduados. Por lo tanto, todo estaba arreglado para que apenas naciera fuera adoptado por un abogado y su esposa; salvo que cuando nací, decidieron en el último minuto que en realidad deseaban una niña. De ese modo, mis padres que estaban en lista de espera, recibieron una llamada en medio de la noche preguntándoles: “Tenemos un niño no deseado; ¿lo quieren?”. Ellos dijeron “Por supuesto”. Posteriormente, mi madre biológica se enteró que mi madre nunca se había graduado de una universidad y que mi padre nunca se había graduado de la enseñanza media. Se negó a firmar los papeles de adopción definitivos. Sólo cambió de parecer unos meses más tarde cuando mis padres prometieron que algún día yo iría a la universidad.
Luego a los 17 años fui a la universidad. Sin embargo, ingenuamente elegí una universidad casi tan cara como Stanford y todos los ahorros de mis padres de clase obrera fueron gastados en mí matrícula. Después de 6 meses yo no era capaz de apreciar el valor de lo anterior. No tenía idea de lo que quería hacer con mi vida y no tenía idea de la manera en que la universidad me iba a ayudar a deducirlo. Y aquí estaba yo, gastando todo el dinero que mis padres habían ahorrado durante toda su vida. Así que decidí retirarme y confiar en que todo iba a resultar bien. Fue bastante aterrador en ese momento, pero mirando hacia

atrás fue una de las mejores decisiones que tomé. Apenas me retiré, pude dejar de asistir a las clases obligatorias que no me interesaban y comencé a asistir irregularmente a las que se veían interesantes.
No todo fue romántico. No tenía dormitorio, dormía en el piso de los dormitorios de amigos, llevaba botellas de Coca Cola a los depósitos de 5 centavos para comprar comida y caminaba 11 kilómetros, cruzando la ciudad todos los domingos en la noche para conseguir una buena comida a la semana en el templo Hare Krishna. Me encantaba. La mayor parte de las cosas con que tropecé siguiendo mi curiosidad e intuición resultaron ser inestimables posteriormente. Les doy un ejemplo: en ese tiempo Reed College ofrecía quizás la mejor instrucción en caligrafía del país. Todos los afiches, todas las etiquetas de todos los cajones estaban bellamente escritos en caligrafía a mano en todo el campus. Debido a que me había retirado y no tenía que asistir a las clases normales, decidí tomar una clase de caligrafía para aprender. Aprendí de los tipos serif y san serif, de la variación de la cantidad de espacio entre las distintas combinaciones de letras, de lo que hace que la gran tipografía sea lo que es. Fue hermoso, histórico, artísticamente sutil de una manera en que la ciencia no logra capturar, y lo encontré fascinante.
Nada de esto tenía incluso una esperanza de aplicación práctica en mi vida. No obstante, diez años después, cuando estaba diseñando la primera computadora Macintosh, todo tuvo sentido para mí. Y todo lo diseñamos en la Mac. Fue la primera computadora con una bella tipografía. Si nunca hubiera asistido a ese único curso en la universidad, la Mac nunca habría tenido tipos múltiples o fuentes proporcionalmente espaciadas. Además, puesto que Windows sólo copió la Mac, es probable que ninguna computadora personal la tendría. Si nunca me hubiera retirado, nunca habría asistido a esa clase de caligrafía, y las computadoras personales no tendrían la maravillosa tipografía que tienen. Por supuesto era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en la universidad. Sin embargo, fue muy, muy claro mirando hacia el pasado diez años después.
Reitero, no pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro. Tienen que confiar en algo – su instinto, su destino, su vida, su karma, lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho la diferencia en mi vida.
La segunda historia es sobre amor y pérdida

Yo fui afortunado – descubrí lo que amaba hacer temprano en la vida. Woz y yo comenzamos Apple en el garage de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos duro y en 10 años Apple había crecido a partir de nosotros dos en un garage, transformándose en una compañía de US$2 mil millones con más de 4.000 empleados. Recién habíamos presentado nuestra más grandiosa creación – la Macintosh – un año antes y yo recién había cumplido los 30. Y luego me despidieron. ¿Cómo te pueden despedir de una compañía que comenzaste? Bien, debido al crecimiento de Apple contratamos a alguien que pensé que era muy talentoso para dirigir la compañía conmigo, los primeros años las cosas marcharon bien. Sin embargo, nuestras visiones del futuro empezaron a desviarse y finalmente tuvimos un tropiezo. Cuando ocurrió, la Junta del Directorio lo respaldó a él. De ese modo a los 30 años estaba afuera. Y muy publicitadamente fuera. Había desaparecido aquello que había sido el centro de toda mi vida adulta, fue devastador.
Por unos cuantos meses, realmente no supe qué hacer. Sentía que había decepcionado a la generación anterior de empresarios – que había dejado caer el testimonio cuando me lo estaban pasando. Me encontré con David Packard y Bob Noyce e intenté disculparme por haberlo echado a perder tan estrepitosamente. Fue un absoluto fracaso público e incluso pensaba en alejarme del valle. No obstante, lentamente comencé a entender algo – Yo todavía amaba lo que hacía. El revés ocurrido con Apple no había cambiado eso ni un milímetro. Había sido rechazado, pero seguía enamorado. Y así decidí comenzar de nuevo.
En ese entonces no lo entendí, pero sucedió que ser despedido de Apple fue lo mejor que podía haberme pasado. La pesadez de ser exitoso fue reemplazada por la liviandad de ser un principiante otra vez, menos seguro de todo. Me liberó para entrar en uno de las etapas más creativas de mi vida. Durante los siguientes cinco años, comencé una compañía llamada NeXT, otra compañía llamada Pixar, y me enamoré de una asombrosa mujer que se convirtió en mi esposa. Pixar continuó y creó la primera película en el mundo animada por computadora, Toy Story, y ahora es el estudio de animación más exitoso a nivel mundial. En un notable giro de los hechos, Apple compró NeXT, regresé a Apple y la tecnología que desarrollamos en NeXT constituye el corazón del actual renacimiento de Apple. Además, con Laurene tenemos una maravillosa familia. Estoy muy seguro de que nada de esto habría sucedido si no me hubiesen despedido de Apple. Fue una amarga medicina, pero creo que el paciente la necesitaba. En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe. Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía. Tienen que encontrar eso que aman. Y eso es tan válido para su trabajo como para sus amores. Su trabajo va a llenar gran parte de sus vidas y la única manera de

sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creen es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que hacen. Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren. Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años. Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan.
La tercera historia es sobre la muerte
Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo parecido a “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”. A mí me impresionó y desde entonces, durante los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y cada vez que la respuesta ha sido “No” por varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo.
Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida. Porque casi todo – todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso – todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder. Ya están desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a su corazón.
Casi un año atrás me diagnosticaron cáncer. Me hicieron un scanner a las 7:30 de la mañana y claramente mostraba un tumor en el páncreas. Yo ni sabía lo que era el páncreas. Los doctores me dijeron que era muy probable que fuera un tipo de cáncer incurable y que mis expectativas de vida no superarían los tres a seis meses. Mi doctor me aconsejó irme a casa y arreglar mis asuntos, que es el código médico para prepararte para la muerte. Significa intentar decirle a tus hijos todo lo que pensabas decirles en los próximos 10 años, decirlo en unos pocos meses. Significa asegurarte que todo esté finiquitado de modo que sea lo más sencillo posible para tu familia. Significa despedirte.
Viví con ese diagnóstico todo el día. Luego al atardecer me hicieron una biopsia en que introdujeron un endoscopio por mi garganta, a través del estómago y mis intestinos, pincharon con una aguja mi páncreas y extrajeron unas pocas células del tumor. Estaba sedado, pero mi esposa, que estaba allí, me contó que cuando examinaron las células en el microscopio, los doctores empezaron a llorar porque descubrieron que era una forma muy rara de cáncer pancreático, curable con cirugía. Me operaron y ahora estoy bien.
Fue lo más cercano que he estado a la muerte y espero que sea lo más cercano por unas cuantas décadas más. Al haber vivido esa experiencia, puedo contarla con un poco más de certeza que cuando la muerte era un útil pero puramente intelectual concepto:
Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo, no quiere morir para llegar allá. La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la Muerte es muy probable que sea la mejor invención de la Vida. Es el agente de cambio de la Vida. Elimina lo viejo para dejar paso a lo nuevo. Ahora mismo, ustedes son lo nuevo, pero algún día, no muy lejano, gradualmente ustedes serán viejos y serán eliminados. Lamento ser tan trágico, pero es muy cierto.
Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas – es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario.
Cuando era joven, había una asombrosa publicación llamada The Whole Earth Catalog, que era una de las biblias de mi generación. Fue creada por un tipo llamado Steward Brand no muy lejos de aquí en Menlo Park, y la creó con un toque poético. Fue a fines de los 60, antes de las computadoras personales y de la edición mediante microcomputadoras, por lo tanto, en su totalidad estaba editada usando máquinas de escribir, tijeras y cámaras polaroid. Era un tipo de Google en formato de edición económica, 35 años antes de que apareciera Google: era idealista y rebosante de hermosas herramientas y grandes conceptos.
Steward y su equipo publicaron varias ediciones del The Whole Earth Catalog, y luego cuando seguía su curso normal, publicaron la última edición. Fue a mediados de los 70 y yo tenía la edad de ustedes. En la tapa trasera de la última edición, había una fotografía de una carretera en el campo temprano en la mañana, similar a una en que estarían haciendo dedo si fueran así de aventureros. Debajo de la foto decía: “Manténganse hambrientos. Manténganse descabellados”. Fue su mensaje de despedida al finalizar. Manténganse hambrientos. Manténganse descabellados. Siempre he deseado eso para mí. Y ahora, cuando se gradúan para empezar de nuevo, es lo que deseo para ustedes.
Permanezcan hambrientos. Permanezcan descabellados. Muchas gracias.

3.7.13

El sabio...


El sabio a medias, reconociendo la irrealidad relativa del Universo, se imagina que puede desafiar sus leyes, ése no es más que un tonto vano y presuntuoso, que se estrellará contra las rocas y será aplastado por los elementos, en razón de su locura. El verdadero sabio conociendo la naturaleza del universo, emplea la Ley contra las leyes: las superiores contra las inferiores, y por medio de la alquimia transmuta lo que no es deseable, en lo valioso y de esta manera triunfa. La maestría consiste, no en sueños anormales, visiones o imágenes fantasmagóricas, sino en el sabio empleo de las fuerzas superiores contra las inferiores vibrando en los más elevados. La transmutación (no la negación presuntuosa), es el arma del Maestro.

Hermes Trimegisto

29.6.13

Convento San Antón



Dicen los que conocen todas las ‘piedras’ del Camino, que éstas que se levantan sobre la misma ruta jacobea, a tres kilómetros de Castrojeriz (Burgos), están sembradas de misterio. Hay peregrinos que hablan de una estampa sobrecogedora cuando al doblar la última curva se tropiezan con el imponente esqueleto de un monasterio medieval. El encontronazo, por inesperado, impacta. Y si se produce al anochecer, muy lejos de la más cercana luz artificial y bajo esa infinita luciérnaga que es el cielo castellano, la contemplación resulta emocionante, transporta al caminante a siglos pretéritos y pone a hervir la imaginación. ¿Por dónde asomará Guillermo de Baskerville? ¿Qué habría escrito entre estos vestigios Ken Follet?
Son las ruinas góticas del viejo convento de los Hospitalarios Antonianos, los monjes que desde el siglo XII y hasta la desaparición de la Orden a finales del XVIII, dedicaron su vida a auxiliar y sanar a los fieles que dirigían sus pasos hacia Santiago de Compostela. Desde entonces, los peregrinos han encontrado refugio en este recio monasterio burgalés. En aquellos remotos tiempos los clérigos proporcionaban a los exhaustos penitentes pan y agua, y curaban sus heridas, sobre todo el llamado ‘fuego de San Antón’, un mal muy común entre los caminantes que se producía por comer pan de centeno infectado por el hongo del cornezuelo. Aquel ‘fuego’ podía llegar a gangrenar las extremidades y generaba en los enfermos alucinaciones y convulsiones propias de lo que, en el argot popular, se conoció como el baile de San Vito.
La Orden de los Antonianos desapareció en 1789 y los últimos frailes abandonaron el convento dos años más tarde, cuando fue clausurado por Carlos III, llevándose sus túnicas oscuras y sus enigmas, y dejando allí un extraño ramillete de cruces de San Antonio (la Tau) esculpidas en muros, capiteles y arcos, y en ese rosetón que, como un inquietante ojo de piedra, escudriña a todo el que osa atravesar sus pórticos. Con la desamortización de Mendizábal, en el siglo XIX, el convento pasó a manos privadas. Y ahí sigue majestuoso pero vulnerable, sin que jamás las administraciones se hayan interesado por recuperarlo, y con la amenaza latente de que, en un futuro, siga los pasos del tan traído y llevado claustro de Palamós.
Al calor del albergue
Casi mil años después de los antonianos, este lugar ancestral sigue manteniendo el loable principio de acoger a los peregrinos más humildes y ofrecerles cama y comida gratis. El ‘prior’ que ha recogido el testigo es Ovidio Campo, un viejo conocido del Camino (lo ha hecho quince veces) y una de esas personas que lleva muy dentro el espíritu cristiano que impregna la aventura jacobea: dar sin esperar nada a cambio. Ovidio, burgalés de 50 años, se ‘tropezó’ por primera vez con las ruinas de San Antón en 1989 durante su primera peregrinación a Santiago. “Fíjate que a pesar de ser yo de Burgos, no conocía este sitio. Cuando lo vi, me impresionó tanto que supe que algún día tendría que hacer algo aquí”. Por aquella época, el convento no resplandecía como lo hace ahora. Se encontraba en una propiedad privada y su dueño almacenaba montones de chatarra y de aperos agrícolas junto a unas ruinas de alto valor histórico-artístico, por las que, evidentemente, no sentía la más mínima consideración. Pasaron unos cuantos años hasta que en 2001 Ovidio pudo localizar al propietario y acabar con aquella lacerante situación. Logró convencerle de que le alquilara el recinto bajo el compromiso de un planteamiento altruista, el mismo que hoy le sigue guiando. Lo alquiló por 35 años y junto a su mujer y la ayuda de algunos buenos amigos se deslomó limpiando y desescombrando el lugar, hasta adecentarlo y poder abrir allí el que seguramente es el albergue más austero y con más ‘duende’ del Camino.
Campo puso dinero de su bolsillo en ese afán por mantener viva la tradicional hospitalidad que brindaban los antonianos a todo peregrino que llegase a su casa, aunque nunca a más de doce, pues doce eran los camastros que podían ofrecer los curas. Con más ilusión que billetes, Campo se entregó a aquella tarea: habilitó un cobertizo, cubrió con un tejado tres habitáculos para convertirlos en dormitorios, instaló un lavabo y una ducha (de agua fría, eso sí), se trajo mesas, sillas, algún sofá y una cocina de butano (allí no hay electricidad), aprovechó el hueco de las antiguas hornacinas como despensa y botiquín, y dispuso seis literas para doce plazas. Doce, como los antonianos. Y por fin, en el verano de 2002 inauguró el albergue. “Estamos de junio a septiembre, a veces incluso desde mayo, depende un poco del tiempo. Este año, con el frío y las lluvias, y con todo el trabajo que tengo (el hospitalero acaba de abrir un hotel de peregrinos en Castrojeriz) no me ha dado tiempo a prepararlo todo, así que lo hemos dejado para el próximo fin de semana”.
Que no falte el vino
Ovidio no ha recibido subvenciones ni ayudas públicas. Todo lo que hay allí lo ha puesto de su bolsillo o de las aportaciones de voluntarios. Los peregrinos que pernoctan no pagan nada. Pueden dejar, eso sí, un donativo en una hucha. “Aquí vienen los más tirados del Camino, los que no pueden permitirse nada. Y también está el peregrino de verdad, el que lo que quiere, es esto”. Todos reciben una buena cena (un generoso plato de pasta con carne picada), macedonia de frutas de postre, pan y vino. “Nunca falta el vino, al menos hay media botella para cada dos personas. En torno a unos vasos de vino se genera un ambiente especial, la conversación fluye, la gente se abre, se comparten vivencias, afloran los sentimientos más humanos… No, aquí, y dentro de un orden, con el vino no se escatima”. El desayuno es igual de abundante: leche, café, tostadas, galletas, magdalenas y hasta croissants. Cuando los peregrinos prosiguen su marcha y Ovidio abre la hucha, se ha encontrado con sorpresas: una carta llena de gratitud, muchas emociones en forma de palabras, unos humildes céntimos y a veces billetes de 50 euros.
El albergue cierra sus puertas a las diez de la noche, a esas horas, a la luz de las velas, mientras la naturaleza duerme en la solitaria llanura de este rincón de Castilla y las estrellas brillan con fuerza en el firmamento, el tiempo se para y este fascinante paisaje de ruinas parece recobrar en silencio la vida eterna.

elcorreo.com

"La leyenda del lugar cuenta que San Francisco de Asís incorporó la tau (T) de los antonianos como emblema de su naciente orden franciscana tras su paso por este convento en su peregrinación a Santiago en el año 1214."

ernesto oso


"Al que trabaja Dios lo respeta, al que canta Dios lo ama"
Facundo Cabral

17.6.13

Soledad


“Tú no perteneces a ningún lugar – esa es la realidad. Todo anhelo de pertenecer es engañoso. La misma idea de pertenecer crea las organizaciones; la misma idea de pertenecer crea la iglesia – porque tú no puedes estar solo, así que quieres ahogarte en alguna parte de la multitud. Un sannyasin es alguien que ha aceptado su soledad. Es fundamental; no puede ser ahogado. Al convertirte en sannyasin no estás siendo parte de cierta organización – ésta no es una organización en absoluto. Convirtiéndote en sannyasin, te estás volviendo lo suficientemente valiente para aceptar cierto hecho: que el hombre existe en soledad. Y esto es muy fundamental; no hay manera de escaparse. Es tan fundamental como la muerte. De hecho, la muerte no hace más que traerte la noticia de que estabas solo, y ahora estás solo.”


Osho, The Divine Melody, Número 10

16.6.13

Allan Watts





“Mientras tratemos de tener vida sin muerte, placer sin dolor… mientras tratemos de ganar la mano, aparecerá la ansiedad en nosotros. Cuando nos percatamos de que la polaridad de lo que llamamos opuestos es la verdadera naturaleza de la vida, en lugar de sentir ansiedad, ésta se convierte en liberación. La incongruencia existe, la ambivalencia se halla en la más profunda raíz del mundo.”

ALAN WATTS



Recuerdo que, hace años, en una etapa de gran avidez lectora que se despertó alrededor de los catorce y que duró hasta aproximadamente los veintiocho (ahora sigo disfrutando del placer de la lectura, pero más comedida y selectivamente), leí todo (sí, todo) lo que publicaban diferentes sellos de ensayo sobre filosofía y psicología; entre ellos, confieso mi debilidad por Editorial Kairós que, afortunadamente, sigue ofreciéndonos obras de gran calado.

Entre sus autores, disfruté en especial con las obras de Alan Watts. Este hombre inclasificable me sorprendía por su lucidez provocadora, su sabiduría profunda y sencilla, su fineza, ironía y sentido del humor. Con Alan Watts uno ríe, se hace preguntas, no sale igual del libro que cuando entró.

De todos sus libros (su biografía incluída), recuerdo y guardo aún con gran afecto “La Sabiduría de la Inseguridad”, un ensayo magnífico que regala grandes verdades sobre esto que llamamos vivir. Lo leí y releí, subrayé y resubrayé, lo regalé a varias personas que consideré que sabrían apreciarlo. Es un libro de referencia.

Este fin de semana, hojeando textos transcritos de sus obras y paladeándolos de nuevo, decidí hacer una búsqueda por la Red para ver si podía oír hablar y ver a ese hombre que tanto me hizo disfrutar en la lectura. Y entre otros, encontré este vídeo que quiero compartir. Son diez minutos, pero vale mucho la pena escuchar (o leer la traducción simultánea que, aunque tiene algún gazapo, es de agradecer, y mucho, a quien tuvo a bien editarla).

Espero que os guste e inspire. En diez minutos de monólogo contemplativo, nos regala bellas reflexiones sobre cómo está todo relacionado, todo unido, y al hacerlo, nos abre la mente y el corazón.

Pero antes de despedirme, dos perlas del maestro:

“Todos los hombres sufren, ahora como antiguamente, pero no todos son infelices, pues la infelicidad es una reacción ante el sufrimiento; no es el sufrimiento mismo.”

“Los planes del mañana pueden carecer de sentido a menos que estemos plenamente conectados al presente. Dado que vivimos en el presente, y solo en el presente, no hay más realidad que la realidad presente.”

Ahora sí: besos y abrazos, presentes y unidos.



And thanks, Mr. Watts.



Álex (Rovira)

14.6.13

Bienaventurados....

Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo...

Todo maestro espiritual, ora sea una encarnación divina o un alma iluminada, tiene dos conjuntos de enseñanzas: uno para la multitud, el otro para sus discípulos. El elefante tiene dos juegos de dientes: los colmillos con los que se defiende de las dificultades externas y los dientes con los que come. El maestro espiritual prepara el camino para su mensaje con lecciones amplias: con sus colmillos, por así decirlo, la verdad interna de la religión sólo la revela a sus discípulos íntimos. Pues la religión es algo que puede transmitirse realmente. Un maestro verdaderamente iluminado puede transmitirnos el poder que desarrolla la consciencia divina latente dentro de nosotros. Pero el campo debe ser fértil y el suelo dispuesto antes que pueda sembrarse la semilla.

Cuando las multitudes llegaban los domingos para visitar a Sr¡ Ramakrishna, el místico más vastamente reverenciado de la India moderna, les hablaba de un modo general que las beneficiaba. Pero cuando en torno de él se congregaban sus discípulos íntimos, como me lo contó uno de ellos, se aseguraba de que no acertasen a oírle otros mientras les daba las sagradas verdades de la religión. No es que las verdades mismas sean secretas: están documentadas y cualquiera puede leerlas. Pero lo que él daba a estos discípulos era más que enseñanzas verbales. Con disposición divina, elevaba la consciencia de aquellos.

Cristo enseñó del mismo modo. No pronunció el Sermón del Monte a las multitudes, sino a sus discípulos, cuyos corazones estaban preparados para recibirlo. Las multitudes no pueden aún entender la verdad de Dios. No la quieren realmente

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

En esta bienaventuranza, Cristo habla de la característica principal que el discípulo deberá tener antes de estar preparado para aceptar lo que el maestro iluminado ha de ofrecerle. Deberá ser pobre en espíritu; en otras palabras, deberá ser humilde. Si un hombre tiene orgullo por erudición, riqueza, belleza o linaje, o tiene ideas preconcebidas acerca de lo que es la vida espiritual o acerca de cómo ha de enseñársele, su mente no es receptiva para las enseñanzas superiores. En el Bhagavad-Gita, el evangelio de los hindúes, leemos: "Aquellas almas iluminadas que han realizado la Verdad te instruirán en el conocimiento de Brahman –el conocimiento trascendente de Dios– si te postras ante ellas, las interrogas y las sirves como discípulo."

Bienaventurados los que lloren, porque ellos recibirán consolación.

Mientras pensemos que somos ricos en bienes mundanos o en conocimiento, no podremos hacer un progreso espiritual. Cuando sintamos que somos pobres en espíritu, cuando nos aflijamos porque no hemos realizado la verdad de Dios, sólo entonces seremos consolados. Sin duda, todos lloramos, ¿pero, por qué? Por la pérdida de los placeres y las posesiones mundanos. Pero no es ése el género de lloro del que Cristo habla. El lloro al que Cristo llama "bendito" es muy raro, porque surge de un sentido de pérdida espiritual, de soledad espiritual. Es un llanto que viene necesariamente antes de que Dios nos consuele. La mayoría de nosotros estamos muy satisfechos con la vida superficial que llevamos. En el fondo de nuestras mentes quizá sepamos que nos falta algo, pero aún nos apegamos a la esperanza de que esta carencia podrán llenarla los objetos sensorios de este mundo.

Sr¡ Ramakrishna solía decir: "La gente llora ríos de lágrimas porque no le nace un hijo o porque no puede volverse rica. ¿Pero quién derrama siquiera una lágrima porque no ha visto a Dios?"
Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

La ignorancia y el engaño son características de la mente irregenerada. A esta ignorancia la confirma y sostiene nuestro sentido del ego: nuestra idea de que estamos separados uno del otro y de Dios. Deberá vencerse el "egotismo" si ha de liberarse a la mente del engaño. Por tanto: bienaventurados sean los mansos. Pero, ¿por qué Cristo dice que heredarán la tierra?

A primera vista, esto parece difícil de entender. Entre los aforismos yóguicos de Patanjali (yoga significa unión con Dios; también, el sendero hacia esa unión) hay uno que corresponde a esta bienaventuranza: "El hombre que se confirma en no robar se convierte en el amo de toda la riqueza". ¿Qué quiere decir "no robar"?... Significa que debemos renunciar al engaño egotístico de que podemos poseer cosas, de que todo puede pertenecernos exclusivamente como individuos. Podemos pensar: "Pero somos buena gente. ¡No robamos nada! Cuanto tenemos, lo hemos trabajado y ganado. Nos pertenece por derecho". Pero la verdad es que nada nos pertenece. Todo pertenece a Dios. Cuando consideramos algo de este universo como nuestro, nos estamos apropiando de una posesión de Dios.

Los conquistadores, que procuran convertirse en amos del mundo por la fuerza de las armas, jamás heredan nada, salvo preocupaciones, trastornos y dolores de cabeza. Los avaros que acumulan enormes riquezas están sólo encadenados a su oro, nunca lo poseen realmente. Pero el hombre que renunció a su sentido de apego experimenta las ventajas que las posesiones deparan, sin la miseria que trae la posesividad.

A muchas personas les desagrada esta frase de Cristo porque piensan que los mansos jamás podrán lograr nada. Piensan que en la vida no ha de tenerse felicidad a no ser que uno sea agresivo. Cuando se les dice que renuncien al ego, que sean mansas, tienen miedo de que lo perderán todo. Pero están equivocadas. Según las palabras del Swami Brahmananda: "Las personas que viven en los sentidos piensan que están gozando la vida. ¿Qué saben acerca del goce? Sólo quienes están llenos de bienaventuranza divina gozan realmente la vida."

Pero los argumentos no probarán esta verdad. Tenéis que experimentarla; sólo entonces os convenceréis.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

¿Cuál es la justicia por la que Cristo nos quiere hambrientos y sedientos? Es la justicia que, en una cantidad de pasajes del Antiguo Testamento, es prácticamente sinónimo de salvación: en otras palabras, de liberación del mal y de unión con Dios. Esta justicia no es, por tanto, lo que corrientemente juzgamos como virtudes morales o buenas cualidades, no es el bien relativo como opuesto al mal, o la virtud relativa como opuesta al vicio, sino la justicia absoluta, el bien absoluto. El hambre y la sed de justicia de los que hable Cristo es un hambre y una sed de Dios mismo.

A quienes le preguntaban cómo alcanzar a Dios, Sri Ramakrlshna les decía: "Grítale con corazón anheloso, y entonces le verás. Después de la rosada luz del amanecer sale el sol; de modo parecido, el anhelo es seguido por la visión de Dios. El se revelará a ti con la fuerza combinada de estos tres apegos: el apego de un avaro a su riqueza, el de una madre a su hijo recién nacido, y el de una esposa casta a su marido. El anhelo intenso es el modo más seguro de la visión de Dios."

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia

Uno de los aforismos yóguicos de Patanjali, el padre de la psicología hindú, corresponde a esta bienaventuranza: "La calma imperturbada de la mente se alcanza cultivando la amigabilidad hacia los felices, la misericordia y la compasión hacia los infelices, el deleite en los virtuosos, y la indiferencia hacia los malvados."

Ser misericordiosos es una de las condiciones necesarias antes de que podamos recibir la verdad de Dios. La envidia, los celos, el odio: éstas son algunas de las debilidades universales innatas en el hombre. Están ligadas con nuestro sentido del ego que brota de la ignorancia. ¿Cómo hemos de vencerlas? Elevando una ola contraria de pensamiento.

Cuando alguien es feliz, no hemos de sentir celos de él; hemos de tratar de realizar nuestra amistad y unidad y ser felices con él. Cuando alguien es infeliz, no hemos de estar alegres; hemos de sentir compasión y ser misericordiosos. Cuando un hombre es bueno, no seamos envidiosos. Cuando es malo, no le odiemos. Seamos indiferentes con los malvados. Cualquier pensamiento de odio, hasta el denominado "justo odio" hacia el mal, alzará una ola de odio y mal en nuestras mentes, acrecentando nuestra ignorancia y desasosiego.

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

En toda religión hallamos dos principios básicos: el ideal a realizar y el método de realización. Todas las escrituras del mundo han proclamado la verdad de que Dios existe y de que la finalidad de la vida del hombre es conocerle. Todos los grandes maestros espirituales han enseñado que el hombre debe realizar a Dios y renacer en el espíritu. En el Sermón del Monte, el logro de este ideal se expresa como la perfección en Dios: "Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto". Y el método de realización que Cristo enseña es la purificación del corazón que conduce a esa perfección.

Según la psicología del Yoga, hay cinco causas radicales de la mente. Primera es la ignorancia, en un sentido universal, de nuestra naturaleza divina. Dios mora en y en torno de nosotros, pero no somos conscientes de esta verdad. En vez de ver a Dios, vemos este universo de muchos nombres y formas que creemos que son reales. Tal como un hombre que ve una soga tirada en el suelo, en la oscuridad, puede creer, en el crepúsculo de su ignorancia, que es una víbora.

En segundo término, está el sentido del ego, proyectado por esta ignorancia, que nos hace pensar en nosotros como separados de Dios y uno del otro. Del sentido del ego desarrollamos el apego y también la aversión; somos atraídos por una cosa, rechazados por otra. El deseo y el odio son obstáculos en el sendero hacia Dios.

La quinta causa de las impresiones mentales impuras es la sed de vivir, que Buddha llama tanha, y a la que se refiere Cristo cuando dice: "Pues quien salve su vida la perderá". Este apego a la vida, o miedo a la muerte, es natural a todos, buenos y malos por igual. Sólo el alma iluminada no tiene ignorancia, no tiene sentido del ego, apego, aversión ni miedo a la muerte; todas las impresiones han desaparecido.

Un método para calmar la mente y crecer en pureza es procurar sentir que ya somos puros y divinos. Esto no es un engaño. Dios nos creó a su imagen; por tanto, la pureza y la divinidad son básicamente nuestra naturaleza. Si durante toda nuestra vida gritamos que somos pecadores, sólo nos debilitamos. Sri Ramakrishna solía decir que repitiendo constantemente "Soy un pecador", uno realmente se convierte en pecador. Uno ha de tener una fe tal como para poder decir: "He entonado el santo nombre de Dios. ¿Cómo podrá haber pecado alguno en mí?"
"Admite tus pecados al Señor", enseñó Sr¡ Ramakrishna, "y haz voto de no repetirlos. Purifica el cuerpo, la mente y le lengua entonando su nombre. Cuanto más te muevas hacia la luz, más lejos estarás de la oscuridad.

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios

Sólo cuando hemos sido iluminados por el conocimiento unitivo de Dios nos convertimos realmente en sus hijos y pacificadores. Por supuesto, es cierto que somos siempre sus hijos, aún en la ignorancia. Pero en la ignorancia, nuestro ego está "inmaduro"; es autoafirmativo y se olvida de Dios. No podremos traer paz hasta que hayamos realizado nuestra unidad con Dios y con todos los seres. En el estado de consciencia trascendental (esa perfecta unión divina que los hindúes llamen samadhi) el alma iluminada no tiene ego; su ego está fundido en la Deidad.
Cuando él retorna a un plano inferior de consciencia, es nuevamente consciente de su individualidad; pero ahora tiene un sentido "maduro" del ego que no crea para él ni para los demás esclavitud alguna. Ilustrado este ego maduro, las escrituras hindúes hablan de una soga quemada; tiene la apariencia de una soga, pero no puede atar nada. Sin tal ego, al hombre-Dios no le sería posible vivir en forma humana y enseñar.

Es el pacificador del que Cristo habla en las Bienaventuranzas. Me acuerdo de una vida que he visto: la vida de mi maestro, el Swami Brahmananda. Quienquiera llegaba a su presencia sentía una alegría espiritual. Y dondequiera fuese, llevaba consigo una atmósfera de fiesta.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Las personas mundanas no entienden el valor de la vida espiritual. Se burlan a menudo del aspirante espiritual, y a veces le vituperara y tratan de injuriarle. Pero el hombre religioso no reacciona ante esto. Su mente está fija en Dios; por tanto, siente la unidad, ve la ignorancia, y es misericordioso. Pero si es criticado o perjudicado, no se compromete; no escoge complacer a las personas mundanas.

Ningún hombre realmente espiritual cumplirá acción alguna por el hecho de causar una buena impresión a los demás, o a fin de crear prestigio para sí. A veces siente precisamente lo contrario: que si tiene que ir en contra de todo el mundo por causa de Dios, lo hará, y hará eso solo; no le preocupa lo que los demás piensen de él.

SWAMI PRABHAVANANDA

SERMON DEL MONTE SEGÚN LA VEDANTA

Páginas vistas la semana pasada

Coeur blue

Coeur blue
Only losers can win in this game